miércoles, 8 de abril de 2020

SOMATIZACIÓN versus HIPOCONDRIA. "No te creas todo lo que piensas"

No te creas todo lo que piensas : 

SOMATIZACIÓN versus HIPOCONDRIASIS


La influencia de los síntomas descritos del COVID_19 en las personas que somatizan, síntomas y sensaciones suele tener mayor prevalencia en los momentos de confinamiento y cuarentena. El aislamiento refuerza el estilo cognitivo de estas personas que suelen centrar su atención hacia su propio cuerpo y las manifestaciones que este suele tener. Cualquier expresión sintomatológica, suele vivirla y potenciarla como "síntoma auténtico" de su propio miedo y en el caso que nos ocupa del coronavirus.

Diferencias con los síntomas hipocondriacos.


(c)gloriagimenez 1993, Lisboa
#quedateencasa #covid_19


SOMATIZACIÓN   versus HIPOCONDRÍA 
     
La somatización y el coronavirus: cuando notamos todos los síntomas sin estar infectados.

Desde que se inició la pandemia del coronavirus, se generó un creciente pánico entre la ciudadanía a ser contagiado. Ese pánico, a veces, nos puede llevar a notar claramente los síntomas del virus, pese a no estar infectados. Es lo que se llama somatización. Algunas personas lo potencias debido a la ansiedad del encerramiento por cuarentena pero las personas con este estilo cognitivo y que ya anteriormente han presentado sintomatología diversas y que ya han pasado por varias consultas médicas (suelen querer confirmar sus síntomas con la medicina biológica y en ocasiones consiguen que el médico crea sus síntomas y llegue a medicarlo) y posteriormente llegan al psicólogo sin creer normalmente que su estilo cognitivo sea el causante de sus malestares físicos.

El profesor de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de La Salle en México, Emiliano Villavicencio, explica a la BBC que "del coronavirus podemos sentir la fiebre, el dolor de cabeza e incluso la tos sin tener la enfermedad". Eso es la somatización. La hipocondriasis por el contrario no focaliza sino que por su propia ansiedad potencia miedo a tener cualquier enfermedad, pero a la vez suele tener miedo a tomar tratamiento y a recibir cuidados médicos, no dejando en muchas ocasiones realizar pruebas por parte del cuadro médico. 

Durante cinco años tuve el privilegio de formar parte de la junta directiva del colegio de médicos de la sociedad catalana de medicina psicosomática. Presenté junto a la organización dos jornadas sobre este tema, fomentado en mi experiencia profesional de casos realizados en mi consulta. La diferencia entre ambos trastornos fue el tema de mi tesis de doctorado en psicología, por lo que en estos momentos poder aportar mi experiencia en esta crisis social.

Estos síntomas son reales y pueden llegar a crear confusión y hacer creer al paciente que tiene la enfermedad, pero su cuadro clínico lo provoca la ansiedad y la preocupación.

En el caso del coronavirus, y según la OMS, los síntomas más comunes son fiebre, tos seca, malestar general y dificultad para respirar.

Según el profesor Villavicencio, "en la somatización, si el paciente cree que le duele la cabeza, es porque realmente le duele, solo que la explicación de este dolor es psicológica". Según el experto, la sobreexposición a noticias sobre el coronavirus puede ser determinante potenciar el cuadro de síntomas.

"Pacientes completamente sanos pueden experimentar todos los síntomas del coronavirus, es algo normal. Solo que en este caso procuramos tratar el miedo psicológico que genera los síntomas en vez de brindarles medicamentos", dice Villavicencio.

"Durante mi carrera he visto embarazos psicológicos, donde una persona acude al salón de parto y da a luz a un bebé que solo existe en su mente. Incluso hay pacientes que experimentan parálisis del algún miembro del cuerpo. Así que imagínate qué fácil es desarrollar síntomas tan comunes como un dolor general o una tos repentina", dice el experto.

Los especialistas, en estos casos, tienen que descartar las causas físicas y buscar un motivo psicológico par explicar los síntomas.

Diferencia con la hipocondria

Uno de esos motivos puede ser la hipocondria, es decir, el miedo excesivo a enfermar, que no hay que confundir con la somatización.

"La diferencia entre una persona hipocondríaca y un paciente que manifieste signos psicosomáticos se debe a la influencia de un factor ambiental. El hipocondríaco no necesita de ese elemento externo, en esta caso la emergencia sanitaria, para desarrollar ansiedad y experimentar los síntomas de una enfermedad", el hipocondríaco suele generar ya sus síntomas en las primeras etapas de la adolescencia y si no ha recibido tratamiento psicológico potenciarlo en la edad adulta y en momentos de mayores crisis como la actual el cuadro genera doble carga de ansiedad.

Este experto recomienda analizar las noticias y no “"tragarlas" sin más, conocer bien lo que implica tener el coronavirus, "cuya mortalidad no es tan elevada" y consultar "fuentes fiables de información y no cualquier escrito en Facebook", sin embargo en mi práctica clínica debo afirmar que normalmente incluso al leer o escuchar las noticias, pueden "leerlas" de forma equivocada, ya que ocasiones, durante su tratamiento psicológico entre sesiones sueles reenviarme múltiples escritos leídos por internet y fake news varias sobre sus propios miedos y que le confirman su "verdad" sobre sus síntomas. Requiere conocimiento de la psicología clínica el tratamiento psicológico de estos pacientes.

"Una persona sobreexpuesta es fácil que construya fantasías catastróficas, distorsione la realidad y produzca un estado psicosomático. Desde las ideas y las fantasías se puede entorpecer la atención médica" sin embargo, los psicólogos expertos en psicología clínica de evidencia científica, estamos acostumbrados a tratarlos con ética y eficiencia.

Gloria Giménez 


PSICOTERAPIA SKYPE DURANTE CUARENTENA CORONAVIRUS ☎💻☎☎  932156827
Rambla Catalunya,70 2do 1ra B- 08007-BARCELONA


sábado, 14 de marzo de 2020

LA PSICOLOGÍA UN SERVICIO SANITARIO




La Psicología Clínica es un servicio Sanitario



Gloria Giménez, Especialista en Psicología Clinica. Reconocimiento Europeo Europsy. Diploma de Unicef por la ayuda a la infancia. Colegiado 1422.
 La Psicología Clínica es un servicio sanitario y como tal en momentos de crisis tenemos que afrontar NO SOLO LAS PAUTAS DE NO CONTAMINACION EN ALERTAS SANITARIAS, sino también todas las alertas psicológicas que se presentan. 

Desde la aparición del coronavirus hace ya más de 4 semanas, empezamos a tomar medidas estrictas en nuestro Gabinete de Psicologia www.psicologiaclinicagloriagimenez.com, desde la entrada del paciente en la consulta que era recibido con el pertinente desinfectado de manos, recibido en la sala de psicoterapia a más de un metro de distancia mediante un saludo visual (no apretón de manos), al despedir desinfección de la mesa y lavado de manos del terapeuta antes de la entrada de la siguiente visita. En el caso de una visita que presente cualquier pequeños síntoma de resfriado se le entregará mascarilla y así mismo el terapeuta hará uso de ella durante la intervención psicológica.
Al finalizar el día es desinfectado de forma global todo el gabinete. 

Estas pautas que son de seguridad nuestros pacientes habituales saben nuestros métodos estrictos. Pero no vamos a hablar de ella que ya forma parte de nuestro protocolo sino de otros problemas inherentes al proceso que estamos viviendo. Nuestro móvil de urgencias al que tienen contacto directo todos nuestros pacientes ha estado y está recibiendo respuestas a sus  mensajes de petición de ayuda ayuda ante dudas, miedos, angustia, ansiedad, tristeza en pacientes que ya aportan en su curriculum problemas por los que se están tratando.


A través de Video llamada o Skype estamos atendiendo a todas las personas que lo necesitan y así lo solicitan. Nuestros pacientes saben de nuestra implicación con la psicología y con todo lo que les ocurre en su vida diaria.

Existe otro problema viral : el miedo, la tristeza, el aburrimiento y el estrés que acaba en ansiedad y esto es otro problema viral.

Por tanto nuestro objetivo terapéutico es doble: evitar que el miedo se convierta en un fenómeno viral que interfiere todavía más en la compleja situación sanitaria.

El aburrimiento, el no saber como ocupar el día lleva a ingerir mayor cantidad de alimentos de los necesarios, provocado por la ansiedad, creando un círculo vicioso al tener el sentimiento de no estar haciendo lo adecuado. Los casos de Bulimia nerviosa, las crisis de ansiedad, el plantearnos que hacer y que hacemos con nuestras vidas agravan todos los síntomas.

Realizar psicoterapia de apoyo en estos momentos es muy recomendable. Abrir una ventana a un mundo exterior, profesional que canalice todas sus emociones o la de tus hijos, la de tu pareja y sobre todo para ti mismo. 



Aconsejamos estar informados por fuentes oficiales, pero NO SOBREEXPONERSE A LAS REDES SOCIALES, tampoco SOBREINFORMARSE, las noticias se dan a su hora pero repetir noticias continuamente solo saturará a la persona creándole ansiedad y angustia vital.


Las técnicas de afrontamiento y pautas cognitiva-conductuales ayudarán a la persona a enfrentarse a este problema socio-sanitario al que nos estamos enfrentado.

Somos un GABINETE DE PSICOLOGÍA CLÍNICA DE LARGO RECORRIDO y ello nos suma en la experiencia. Hemos vivido la crisis de la guerra del golfo, la del 2008, la crisis de las vacas locas, la crisis del aceite de colza, la crisis de la gripe aviar 

y ello nos suma en la experiencia. 

Estamos aquí, como siempre en Rambla de Catalunya 70, 2do. 1ra B, Barcelona 08007 tel. 932156827 y 629671114
atendiendo visitas presenciales o Skype

Todos juntos superaremos esta crisis, pero sabéis que podéis contar con nuestra experiencia, con nuestra técnica y con nuestra voluntad de ayudar.



Gloria Giménez
Especialista en Psicología Clínica Acreditada
Título de Psicoterapeuta Feap
Título Europsy reconocimiento Europeo
Colegiado 1422